Aprenda sobre los lóbulos temporales en la corteza cerebral

Los lóbulos temporales son uno de los cuatro lóbulos principales o regiones de la corteza cerebral . Se encuentran en la división más grande del cerebro conocida como prosencéfalo (prosencéfalo). Al igual que con los otros tres lóbulos cerebrales ( frontal , occipital y parietal ), hay un lóbulo temporal localizado en cada hemisferio cerebral . Los lóbulos temporales juegan un papel importante en la organización de la entrada sensorial, la percepción auditiva , el lenguaje y la producción del habla, así como la asociación y la formación de la memoria.

Las estructuras del sistema límbico , que incluyen la corteza olfativa , la amígdala y el hipocampo se encuentran dentro de los lóbulos temporales. El daño a esta área del cerebro puede causar problemas con la memoria, entender el lenguaje y mantener el control emocional.

Función

Los lóbulos temporales están involucrados en varias funciones del cuerpo, que incluyen:

  • Percepción auditiva
  • Memoria
  • Habla
  • Comprensión de lenguaje
  • Respuestas emocionales
  • Percepción visual
  • Reconocimiento facial

Las estructuras del sistema límbico del lóbulo temporal son responsables de regular muchas de nuestras emociones, así como de formar y procesar recuerdos. La amígdala controla muchas de las respuestas autonómicas asociadas con el miedo. Regula nuestra respuesta de lucha o huida, y también nos ayuda a desarrollar una sana sensación de miedo a través del condicionamiento del miedo. La amígdala recibe información sensorial del tálamo y otras áreas de la corteza cerebral . Además, la corteza olfativa se encuentra en el lóbulo temporal.

Como tal, los lóbulos temporales están involucrados en la organización y el procesamiento de la información sensorial . Otra estructura del sistema límbico, el hipocampo , ayuda a la formación de la memoria y conecta nuestras emociones y sentidos, como el olfato y el sonido , con los recuerdos.

El lóbulo temporal ayuda en el procesamiento auditivo y la percepción del sonido.

También son vitales para la comprensión del lenguaje y el habla. Un área del cerebro llamada Área de Wernicke se encuentra en los lóbulos temporales. Esta área nos ayuda a procesar palabras y entender el lenguaje hablado.

Ubicación

Direccionalmente , los lóbulos temporales son anteriores a los lóbulos occipitales e inferiores a los lóbulos frontales y lóbulos parietales . Un gran surco profundo conocido como la Fisura de Sylvius separa los lóbulos parietal y temporal.

Lóbulos temporales: Daño

El daño a los lóbulos temporales puede presentar una serie de problemas. El daño resultante de un derrame cerebral o un ataque epiléptico puede producir incapacidad para comprender el lenguaje o hablar correctamente. Una persona puede tener dificultades para oír o percibir el sonido. El daño del lóbulo temporal también puede resultar en el desarrollo de trastornos de ansiedad, problemas en la formación de la memoria, comportamiento agresivo y alucinaciones. En algunos casos, los pacientes incluso pueden desarrollar una condición llamada Capgrass Delusion , que es la creencia de que las personas, a menudo seres queridos, no son lo que parecen ser.

Los cuatro lóbulos de la corteza cerebral del cerebro

Cuatro lóbulos de la corteza cerebral

La corteza cerebral es la capa del cerebro a menudo llamada materia gris. La corteza (capa delgada de tejido) es gris porque los nervios en esta área carecen del aislamiento que hace que la mayoría de las otras partes del cerebro parezcan blancas. La corteza cubre la porción externa (1.5 mm a 5 mm) del cerebro y el cerebelo .

La corteza cerebral está dividida en cuatro lóbulos. Cada uno de estos lóbulos se encuentra en los hemisferios derecho e izquierdo del cerebro.

La corteza abarca alrededor de dos tercios de la masa cerebral y se extiende sobre y alrededor de la mayoría de las estructuras del cerebro. Es la parte más desarrollada del cerebro humano y es responsable de pensar, percibir, producir y entender el lenguaje. La corteza cerebral también es la estructura más reciente en la historia de la evolución cerebral.

Función de lóbulos cerebrales

La mayor parte del procesamiento de información real en el cerebro tiene lugar en la corteza cerebral. La corteza cerebral se encuentra en la división del cerebro conocida como prosencéfalo. Se divide en cuatro lóbulos que tienen cada uno una función específica. Por ejemplo, hay áreas específicas involucradas en el movimiento y los procesos sensoriales (visión, audición, percepción somatosensorial (tacto) y olfato). Otras áreas son críticas para pensar y razonar. Aunque muchas funciones, como la percepción táctil, se encuentran en los hemisferios cerebrales derecho e izquierdo, algunas funciones se encuentran en un solo hemisferio cerebral.

Por ejemplo, en la mayoría de las personas, las habilidades de procesamiento del lenguaje se encuentran en el hemisferio izquierdo.

Cuatro lóbulos de corteza cerebral

  1. Lóbulos parietales: estos lóbulos se colocan posteriormente a los lóbulos frontales y sobre los lóbulos occipitales. Están involucrados en recibir y procesar información sensorial. La corteza somatosensorial se encuentra dentro de los lóbulos parietales y es esencial para procesar las sensaciones táctiles.
  2. Lóbulos frontales: estos lóbulos están situados en la región más frontal de la corteza cerebral. Están involucrados en el movimiento, la toma de decisiones, la resolución de problemas y la planificación. El lóbulo frontal derecho controla la actividad en el lado izquierdo del cuerpo y el lóbulo frontal izquierdo controla la actividad en el lado derecho.
  3. Lóbulos occipitales: localizados justo debajo de los lóbulos parietales, los lóbulos occipitales son el centro principal del procesamiento visual. La información visual se envía a los lóbulos parietales y los lóbulos temporales para su posterior procesamiento.
  4. Lóbulos temporales: estos lóbulos se encuentran directamente debajo de los lóbulos frontal y parietal. Están involucrados con la memoria, la emoción, la audición y el lenguaje. Las estructuras del sistema límbico , que incluyen la corteza olfativa , la amígdala y el hipocampo se encuentran dentro de los lóbulos temporales.

En resumen, la corteza cerebral se divide en cuatro lóbulos que son responsables de procesar e interpretar la entrada de diversas fuentes y mantener la función cognitiva. Las funciones sensoriales interpretadas por la corteza cerebral incluyen audición, tacto y visión. Las funciones cognitivas incluyen pensar, percibir y entender el lenguaje.

Divisiones del cerebro

  • Forebrain: abarca la corteza cerebral y los lóbulos cerebrales.
  • Cerebro medio: conecta el prosencéfalo al rombencéfalo.
  • Hindbrain: regula las funciones autonómicas y coordina el movimiento.

Lóbulos frontales: movimiento y cognición

Los cuatro lóbulos del cerebro incluyen el lóbulo frontal (rojo), el lóbulo parietal (amarillo), el lóbulo temporal (verde) y el lóbulo occipital (naranja).

Los lóbulos frontales son uno de los cuatro lóbulos principales o regiones de la corteza cerebral . Se ubican en la región más frontal de la corteza cerebral y participan en el movimiento, la toma de decisiones, la resolución de problemas y la planificación.

Los lóbulos frontales se pueden subdividir en dos áreas principales: la corteza prefrontal y la corteza motora . La corteza motora contiene la corteza premotora y la corteza motora primaria.

La corteza prefrontal es responsable de la expresión de la personalidad y la planificación de comportamientos cognitivos complejos. Las áreas motoras primarias y premotoras de la corteza motora contienen nervios que controlan la ejecución del movimiento muscular voluntario .

Ubicación

Direccionalmente , los lóbulos frontales se encuentran en la porción anterior de la corteza cerebral . Son directamente anteriores a los lóbulos parietales y superiores a los lóbulos temporales . El surco central, un gran surco profundo, separa los lóbulos parietal y frontal.

Función

Los lóbulos frontales son los lóbulos cerebrales más grandes y participan en varias funciones del cuerpo, que incluyen:

  • Funciones del motor
  • Funciones de orden superior
  • Planificación
  • Razonamiento
  • Juicio
  • Control de los impulsos
  • Memoria
  • Lenguaje y habla

El lóbulo frontal derecho controla la actividad en el lado izquierdo del cuerpo y el lóbulo frontal izquierdo controla la actividad en el lado derecho. Un área del cerebro involucrada en la producción del lenguaje y del habla, conocida como área de Broca , se ubica en el lóbulo frontal izquierdo.

La corteza prefrontal es la porción frontal de los lóbulos frontales y maneja procesos cognitivos complejos como la memoria, la planificación, el razonamiento y la resolución de problemas. Esta área de los lóbulos frontales funciona para ayudarnos a establecer y mantener objetivos, frenar los impulsos negativos, organizar eventos en el orden del tiempo y formar nuestras personalidades individuales.

La corteza motora primaria de los lóbulos frontales está involucrada en el movimiento voluntario. Tiene conexiones nerviosas con la médula espinal , lo que permite que esta área del cerebro controle los movimientos musculares. El movimiento en las diversas áreas del cuerpo está controlado por la corteza motora primaria, con cada área vinculada a una región específica de la corteza motora.

Las partes del cuerpo que requieren un control fino del motor ocupan áreas más grandes de la corteza motora, mientras que las que requieren movimientos más simples ocupan menos espacio. Por ejemplo, las áreas de la corteza motora que controlan el movimiento en la cara, la lengua y las manos ocupan más espacio que las áreas vinculadas a las caderas y el tronco.

La corteza premotora de los lóbulos frontales tiene conexiones neuronales con la corteza motora primaria, la médula espinal y el tronco encefálico. La corteza premotora nos permite planificar y realizar movimientos adecuados en respuesta a señales externas. Esta región cortical ayuda a determinar la dirección específica de un movimiento.

Daño frontal del lóbulo

El daño a los lóbulos frontales puede dar lugar a una serie de dificultades, como la pérdida de la función motora fina, dificultades en el procesamiento del habla y del lenguaje, dificultades para pensar, incapacidad para comprender el humor, falta de expresión facial y cambios en la personalidad.

El daño del lóbulo frontal también puede causar demencia, trastornos de la memoria y falta de control de los impulsos.

Más lóbulos de corteza

  • Lóbulos parietales: estos lóbulos están posicionados directamente detrás de los lóbulos frontales. La corteza somatosensorial se encuentra dentro de los lóbulos parietales y se coloca directamente posterior a la corteza motora de los lóbulos frontales. Los lóbulos parietales participan en la recepción y el procesamiento de la información sensorial.
  • Lóbulos occipitales: estos lóbulos se ubican en la parte posterior del cráneo, por debajo de los lóbulos parietales. Los lóbulos occipitales procesan información visual.
  • Lóbulos temporales: estos lóbulos están localizados directamente por debajo de los lóbulos parietales y por detrás de los lóbulos frontales. Los lóbulos temporales están involucrados en una multitud de funciones que incluyen el habla, el procesamiento auditivo, la comprensión del lenguaje y las respuestas emocionales.

Lóbulos occipitales y percepción visual

Lóbulos occipitales y percepción visual

Los lóbulos occipitales son uno de los cuatro lóbulos principales o regiones de la corteza cerebral . Estos lóbulos son vitales para recibir, procesar e interpretar información sensorial . Los lóbulos occipitales se colocan en la región posterior de la corteza cerebral y son los principales centros de procesamiento visual. Además de los lóbulos occipitales, las porciones posteriores de los lóbulos parietales y los lóbulos temporales también participan en la percepción visual.

Ubicación

Direccionalmente , los lóbulos occipitales se colocan posteriormente a los lóbulos temporales e inferiores a los lóbulos parietales . Se encuentran en la división más grande del cerebro conocida como prosencéfalo (prosencéfalo).

Localizado dentro de los lóbulos occipitales es la corteza visual primaria. Esta región del cerebro recibe información visual de la retina. Estas señales visuales se interpretan en los lóbulos occipitales.

Función

Los lóbulos occipitales están involucrados en varias funciones del cuerpo, que incluyen:

  • Percepción visual
  • Reconocimiento de color
  • Leyendo
  • Comprensión lectora
  • Percepción de profundidad
  • Reconocimiento del movimiento de objetos

Los lóbulos occipitales reciben e interpretan información visual. La visión es la capacidad de detectar imágenes de luz visible. Los ojos transmiten esta información a través de impulsos nerviosos a la corteza visual. La corteza visual toma esta información y la procesa para que podamos determinar colores, identificar objetos, identificar formas y otros aspectos de la percepción visual.

La información visual se envía luego a los lóbulos parietales y a los lóbulos temporales para su posterior procesamiento. Los lóbulos parietales usan esta información visual junto con los procesos motores para realizar tareas como abrir una puerta o cepillarse los dientes. Los lóbulos temporales ayudan a conectar la información visual recibida con los recuerdos.

Lesión de lóbulos occipitales

El daño a los lóbulos occipitales puede causar una serie de problemas relacionados con la visión. Algunos de estos problemas incluyen la incapacidad de discernir colores, pérdida de visión, alucinaciones visuales, incapacidad para identificar palabras y percepción visual distorsionada.

Aprenda sobre los lóbulos temporales en la corteza cerebral
Valora este articulo

Recibe Información de calidad.

Suscríbete a nuestra lista de correo y mantente actualizado.

Recibe Información de calidad
en tu correo

Suscríbete a nuestra lista de correo y mantente actualizado.