Animales del desierto

Los desiertos son lugares a los que pocos seres vivos podrían amoldarse, debido a que son zonas áridas, con poca humedad y lluvia, por ende, estos lugares son escasos flora.

No obstante, ciertas especies, tanto de plantas, como de animales, se amoldan a estas condiciones extremas que se viven en el desierto.

Animales del desierto

Mamíferos:
En los desiertos hallamos muchas especies de mamíferos. Los hay de múltiples tamaños y con diferentes cualidades que les dejan vivir en estas zonas.

Una buena parte de los mamíferos habitan en madrigueras, que son grandes huecos en el suelo hechos por exactamente los mismos animales para vivir dentro de ellos a lo largo del caluroso día.

En la noche salen de sus madrigueras con el objetivo de alimentarse. En lo que se refiere a mamíferos hallamos ratas, canguros, suricatos, osos hormigueros, zorros, felinos, coyotes, chacales, camellos, entre otras muchas especies.

En el desierto hay tanto mamíferos herbívoros como carnívoros, y todos se las arreglan para vivir en un entorno tan desprovisto, mas con lo bastante a fin de que estos animales subsistan por muchos años.

Un caso de un mamífero del desierto bien conocido y de una característica bien interesante es el camello. Llaman la atención las jorobas con las que vienen al planeta, si bien a cortísima edad no se distinguen tan bien como sí se pueden apreciar en la etapa adulta.

Reptiles:
Hay variedad de especies de reptiles que se arrastran por las arenas y rocas de los desiertos. Se caracterizan eminentemente por su poder para supervisar la temperatura de su cuerpo, lo que los transforma en los animales con mayor soporte de las temperaturas altas de estas zonas.

Hallamos víboras, culebras, lagartos, lagartijas, tortuga, entre otras muchas. Esta gran pluralidad de especies de reptiles puede cambiar de desierto a desierto, mas es segurísimo localizar víboras, culebras y lagartijas en la mayor parte de los desiertos del planeta.

Un caso bastante curioso de un reptil del desierto es el demonio espinoso, que resalta por tomar agua sin bajar la cabeza. Para esto, la capilaridad de su cuerpo deja que el líquido suba por su cuerpo (que está cubierto de protuberancias similares a espinas) hasta llegar a su boca.

Artrópodos: insectos y arácnidos

En cualquier parte del planeta hay insectos. Aun en el desierto, donde el calor podría dejar torrado a estos pequeños invertebrados, no obstante, no es el caso de los insectos que viven en estas zonas.

Muchos de ellos se han conseguido amoldar gracias que trabajan en conjunto con sus congéneres; por servirnos de un ejemplo están las langostas, que viajan de un sitio a otro y devoran todo a su paso.

Las hormigas asimismo son un caso. Y como un ejemplo de insecto que trabaja individual hallamos los escarabajos. Estos 2 últimos, en contraste a la langosta, que anda por los aires, viven en sus respectivos hogares: hormiguero y hueco, respectivamente; lugares donde se sostienen cuando el sol está más abrazador a lo largo del día.

Ciertos invertebrados pequeños y peligrosos asimismo habitan en los desiertos. Un caso común son los escorpiones, que son bien conocidos por su veneno mortal, igual al que tienen muchas de las víboras que habitan en estas zonas. Asimismo es muy habitual localizar tarántulas, un arácnido que es muy temido por ser veloz y pues asimismo tiene un veneno muy potente.

Animales del desierto
5 (100%) 1 vote

Recibe Información de calidad.

Suscríbete a nuestra lista de correo y mantente actualizado.

Recibe Información de calidad
en tu correo

Suscríbete a nuestra lista de correo y mantente actualizado.